sábado, 1 de enero de 2011

Oración por el año que termina y el año que comienza

Señor Dios, dueño del tiempo y de la eternidad. Tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.  Hoy te doy gracias por los momentos que me permitiste vivir, pues con los buenos me doy cuenta de las bendiciones que derramas sobre mí, y con los momentos difíciles, me ayudas a fortalecer mi carácter, mi fe y mi amor por ti.  Gracias Señor, por este año que termina y por el nuevo que empieza. Quiero dejar todo en tus manos y poder vivir el día a día agradeciéndote y amándote.  Al empezar un año mas, detengo mi vida ante el nuevo calendario, aun sin estrenar, y pongo ante ti, los días venideros que solo Tu sabes si llegaré a vivirlos.
Señor, al terminar este año quiero darte gracias por todo cuanto me diste. Gracias por la vida y el amor, por el aire y las flores, por el sol y las estrellas, por la alegría y el dolor, por lo que fue posible y por lo que no pudo ser.  Gracias por los días de sol y los nublados tristes, por las tardes tranquilas y las noches oscuras. Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste. Gracias Señor, por la sonrisa amable y por la mano amiga, por todo lo hermoso y todo lo dulce, por la existencia de los niños y de las almas buenas.  Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y por las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti. Gracias por haberme conservado la vida, y por haberme dado techo, abrigo y sustento.
Te ofrezco cuanto hice en este año: el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Presento ante ti, las personas que a lo largo de estos meses he amado, las nuevas amistades y los antiguos amores, los mas cercanos a mi y los que están mas lejos, los que me dieron la mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.
Señor, perdóname por el tiempo perdido, por el dinero malgastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. Perdón por las obras vacías, y el trabajo mal hecho, por vivir sin entusiasmo. Por la Oración que fui aplazando y que demoré en presentarte. Por todos mis olvidos, descuidos y silencios, nuevamente te pido perdón.
Te pido Señor, que me concedas sabiduría, claridad y prudencia para saber actuar en cada momento de la mejor manera.  Dame paz y fortaleza para que pueda yo llevarla también a los demás y ayúdame a ser dócil para cumplir tu voluntad, que sepa descubrirte en cada acontecer y sea yo signo de tu amor en este año que está por comenzar. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad, llevando a todas partes un corazón lleno de compresión y amor. Que mi espíritu se llene solo de bendiciones y las derrame a mi paso. Cólmame de bondad y de alegría para que cuantos conviven conmigo o se acerquen a mi, encuentren en mi vida un poquito de Ti. Dame un año feliz, y enséñame a repartir felicidad.

Señor te ofrezco mi persona y lo que soy, pongo en tus manos mi vida para que tu la dirijas; haz de mí tu discípulo fiel, y caminemos juntos este nuevo año que me das.

Amén.